Mochila para el Camino de Santiago.

Por fin te has animado a convertirte en peregrino, pero tienes algunas dudas sobre la mochila para el Camino de Santiago. Imagino que es tu primera vez caminando hacia Santiago de Compostela, por lo que las dudas son completamente normales.

¿Llevo una mochila grande o una pequeña? ¿Qué tipo y modelo son mejores? ¿Qué meto dentro? ¿Importa el peso? En este artículo te explicaré todo esto, y muchas otras recomendaciones.

En mi primera peregrinación, no creí que las mochilas fueran tan importantes, por lo que cometí varios errores. Voy a intentar que tú no los repitas.



El peso de la mochila. La regla del 10%

Sin duda el peso de la mochila para hacer el Camino es el dato más importante a tener en cuenta. Por eso, se suele viajar con poco, y lavar la ropa cada dos o tres días.

Es imprescindible pesar todo antes de comenzar, y el resultado debería de ser como máximo el 10% de tu peso. Así, para un peregrino que pese 70 kg., no debería llevar un bolso mas pesado de 7kg.

También son importantes los tejidos y materiales de la ropa para hacer el Camino que vamos a llevar. Con materiales ligeros y que secan rápido el peso se reduce mucho.

Te contaré algo: Una de las revelaciones que la gente descubre en su primer camino es a aprender a vivir con menos. En ese minimalismo, cuando la ropa y la apariencia importan poco, y cuando todos visten casi igual, ves a las personas de otra forma.

Mi principal errore fue llevarme más cosas de las que después utilicé. Y si haces lo mismo y te llenas de porsiacasos, vas a llevar una carga innecesaria que te pasará factura. Así que no seas cabezón/a, y llévate lo que te recomiendan todas las guías.

Qué llevar en la mochila para el Camino de Santiago

Lo primero que tienes que tener en cuenta es la época del año en que vas a caminar. Lo que necesitas llevar en la mochila para el Camino de Santiago en verano o en primavera, no es lo mismo que para el Camino de Santiago en invierno o en otoño. Desde Mayo hasta Octubre se camina ligero de equipaje, y desde Noviembre hasta Abril, la ropa para el camino de Santiago es más abundante y pesada.

Lo segundo es desde dónde vas a empezar, y cuántos km. vas a caminar. Aquellos que llegan a Santiago desde más lejos, como desde Roncesvalles, suelen viajar con poco equipaje a las espaldas.

Lo ideal, y mi consejo, siempre es llevar lo justo y necesario. Si necesitas algo más, tranquilo no estás en la selva, podrás comprarlo cuando aparezca la necesidad.

El Equipaje para el Camino de Santiago imprescindible

  • Mochila: Con cubremochilas para la lluvia.
  • Saco de dormir: Para una temperatura media de 15º en verano y de 6º o menos en Invierno. Aconsejo el saco de dormir Decathlon.
  • Calzado de trekking: Para evitar roces, es importante que las botas no sean nuevas, y que estén usadas. Camina con ella unos días antes. Lee el artículo sobre el calzado ideal para el Camino de Santiago, para saber qué opciones hay y cuál es la más adecuada.
  • Chanclas: Las vas a usar en la ducha y cuando termines las etapas.
  • 3 Camisetas: A poder ser transpirables y de poliéster, ya que se secan rápido, son cómodas, y rozan muy poco. 2 de manga corta, y una de manga larga en época cálida, y todas de manga larga cuando haga frío.
  • 2 Pantalones y/o mallas: Un pantalón corto o una malla deportiva, y un pantalón desmontable con cremallera. En invierno, sólo pantalones largos, y de montaña.
  • 2 piezas de ropa interior: Aunque yo siempre he llevado cuatro.
  • 3 Pares de calcetines: Deportivos y sin costuras. A poder ser, calcetín antiampollas, que llevan refuerzo en las partes sensibles.
  • Jersey: Lo ideal es un forro polar ligero, fino o grueso, dependiendo del frío.
  • Chaqueta: Que abrigue, y mejor si es impermeable. Si no lo es, lleva también un cubasquero ligero.
  • Toalla: Tamaño de viaje, y ligera. Las mejores son las toallas de microfibra.
  • Documentación: D.N.I ó Pasaporte, tarjeta sanitaria, y tarjeta bancaria. también algo de dinero en efectivo.
  • Credencial del Peregrino: No olvides proteger La Compostela con un plástico, para que no se moje.
  • Teléfono móvil y cargador: Aconsejo descargar la Guía Eroski Consumer, e ir siguiendo las etapas a través de ella.
  • 2 Botellas de agua: De plástico, y de 50 cl. Son mucho menos pesadas y prácticas que las cantimploras de alumino.
  • 6 Pinzas de tender la ropa.
  • 4 Imperdibles: Para colgarte la ropa mojada y que se seque mientras caminas.
  • Neceser Botiquín.

Equipaje opcional, pero muy recomendado

  • Bastones de trekking: El Bordón, el palo, o los bastones de senderismo, son un elemento muy útil que te va a ayudar a no cansarte tanto. Los bastones para caminar también te dan puntos de apoyo extras en las subidas y en los descensos.
  • Esterilla: Únicamente si vas a llevar tienda de campaña para dormir en el Camino de Santiago al aire ibre. Si no, es totalmente inútil!
  • Papel y lápiz: Es útil una pequeña libreta, y algo para apuntar.
  • Cámara: Siempre es bueno llevar una cámara de fotos o de vídeo, pero ten en cuenta su peso.
  • Bolsas: Para guardar la ropa.
  • Linterna o frontal: Para entrar y salir de las habitaciones de los albergues de peregrinos a oscuras, y para empezar las rutas por la mañana.
  • Gafas de sol.
  • Bañador.
  • Gorra ó Gorro: Sirve cualquier tipo de sombrero o gorro que te proteja del sol y del frío.
  • Guantes: Para el invierno.
  • Buff: Bufanda o braga para el cuello.

El neceser

  • Tapones para los oídos: Para mi, lo único imprescindible. Cuando empiece a roncar el primero, me lo agradecerás.
  • Jabón: Líquido, en un frasco de viaje pequeño, y que sirva tanto para cuerpo como para el pelo.
  • Cepillo y pasta de dientes.
  • Peine: Uno pequeño, y sólo en el caso de que tu pelo sea indomable.
  • Desodorante: Hazle un bien a todos, y llévate uno. Aunque sea pequeño.
  • Crema solar: Muy Importante.
  • Detergente: Pastilla de jabón para lavar la ropa.
  • Cuchilla de afeitar: Para los que se afeiten a menudo. Mejor que sea de un solo uso, y con un frasco pequeño de espuma.
  • Compresas ó tampones: Las justas para que no te pille por sorpresa. Después ya comprarás más.

El Botiquín

  • Betadine.
  • Gasas.
  • Aguja e hilo: Para pinchar y curar las ampollas en los pies. 
  • Tiritas.
  • Tijeras: Pequeñas, tipo cortauñas.
  • Crema antiinflamatoria: Este es un consejo personal que doy. Si puedes, lleva una crema para ponerte al final de cada día. Ayuda mucho a la recuperación de los músculos.
  • Aspirinas o Ibuprofeno
  • Apósitos para ampollas: Tipo Compeed Ampollas. Son imprescindibles.

Equipamiento para ciclistas

  • Casco de bicicleta: El casco para bicicleta es un elemento de seguridad imprescindible.
  • Alforjas: El bolso para bicicleta para transportar el equipaje es importante que vaya con protector para lluvia.
  • Reflectores.
  • Culotte y Maillot: La equipación de ciclismo cómoda es indispensable.
  • Zapatillas para bicicleta.
  • Cubasquero: Necesario incluirlo en una aventura así entre toda la ropa de ciclismo.
  • Botellín de agua.
  • Bomba de aire.
  • Parches: Si vas en bici, el riesgo de pinchar la rueda es alto.
  • Set de herramientas: Juego básico con las herramientas necesarias para el mantenimiento.

Cómo organizar la mochila.

Ese saco que vas a llevar a la espalda durante horas y horas, se va a acabar convirtiendo en una extensión de tu cuerpo. Para evitar dolores de espalda, vas a tener que aprender cómo colocar las cosas en la mochila.

  • Hay que distribuir todo el material de forma equilibrada, para que el punto de gravedad quede centrado, y no caminemos inclinados.
  • En el fondo hay que llevar aquello que no vayamos a utilizar durante la etapa, como el saco de dormir, o alguna prenda de ropa.
  • El equipamiento pesado es aconsejable que vaya lo más pegado posible a la espalda.
  • En la parte superior colocaremos aquello que necesitemos tener a mano, como algún abrigo.
  • Los compartimentos, como el bolsillo superior o los laterales, son muy útiles para repartir la carga. Hay que reservarlos para el material que más vayamos a usar, como cremas, comida, gafas, etc.
  • Guarda todo en bolsas, preferiblemente de tela ya que no hacen ruido y no molestan cuando todo el mundo duerme en los albergues. Estas funcionan como cajones, que ayudan a ordenar y a clasificar las pertenencias con las que se viaja. También facilitan mucho la tarea cuando necesitas buscar una cosa concreta, sin tener que sacarlo todo.
  • Si se camina acompañado o en grupo, es bueno e inteligente repartirse algunas cosas entre todos. Por ejemplo el botiquín, o la comida.

La mejor mochila para el Camino de Santiago

Elegir el tipo de mochila para el Camino de Santiago, es un problema muy habitual, sobretodo la primera vez. Pero para esta aventura no importar tanto el precio, y sí que cumpla con unas características concretas. Esto es lo que te recomiendo.

  • Correas ajustables: Permiten adaptarla bien a nuestro cuerpo. La correa de la cintura hace que el peso se distribuya entre la cadera y la espalda. La correa del pecho sirve para acercar el punto de gravedad, y te permite llevar las manos libres.
  • Hombreras acolchadas: Evitarán heridas y molestias causadas por el peso.
  • Refuerzo lumbar: Es un extra que debes de tener en cuenta. Igual que el espacio de ventilación que queda en la zona lumbar, que permite que pueda pasar el aire.
  • Sistema para regular la altura: Para ajustarla bien a nuestras dimensiones.
  • Funda impermeable: Muy necesaria para cubrirla de la lluvia.
  • Compartimentos separados: El bolsillo superior y los bolsillos laterales son realmente útiles. Los vas a echar de menos si no los tiene.

A partir de estas necesidades, lo siguiente es tener en cuenta el tamaño o la capacidad, el cual se mide en litros.

Mochila 30 litros

Es la más recomendable, ya que en ella entra lo mínimo. Es la que todo peregrino debería de llevar, pero que únicamente los experimentados usan. Especialmente los que más kilómetros van andar con ella. Por poco más, tenemos la mochila de 35 litros, que suma un extra de espacio. También son útiles, para temporada cálida, las mochilas pequeñas de 20L. y de 25l.

Mochila 40 litros

Es la capacidad perfecta para los peregrinos que quieran viajar con lo justo, pero sin apurar tanto. Si vas a viajar con buen tiempo, con pocas cosas, o por primera vez, es la capacidad de mochila para el Camino de Santiago que necesitas. Igualmente está la mochila de 45 litros, que ayuda en épocas de temperatura intermedia.

Mochila 50 litros y Mochila 60 litros

Estas capacidades deberían de ser únicamente para los valientes que decidan hacer la peregrinación a Santiago en invierno. Son prácticas para guardar más ropa, pero innecesarias en verano y en primavera.

Por ello, si tienes una buena mochila de montaña, llévatela, pero si vas a comprar una mochila para el camino de Santiago, no te gastes tanto dinero. Las más profesionales están fabricadas para soportar condiciones extremas, que no vas a vivir en los apacibles bosques de Galicia.

De todas ellas, teniendo en cuenta el precio y las características, aconsejo la mochila Decathlon 30 litros, y la mochila Decathlon 40 litros. Esta mochila de senderismo de la marca Quechua cumple perfectamente todos estos requisitos, y es económica.

Con toda esta información ya puedes preparar la mochila para el Camino de Santiago perfecta. Y ya no tienes excusa para no llegar a la Plaza del Obradoiro, y enviarme la foto. ¡Buen Camino!


¿Te ha sido útil esta mega guía de consejos sobre la mochila para el Camino de Santiago? ¡Compártela!


La mochila para el Camino de Santiago
4.9 (97.96%) 49 votes

También te puede Interesar

Total
269
Shares

10 comentarios

  1. Gracias por tan importante información,yo me preparo para hacer el primitivo en septiembre cual es el clima para ese mes ? Buen camino

    1. Hola Jorge, muchas gracias por tus ánimos. Me alegro que sirva toda la información. EL camino primitivo es más frío que el resto, aunque en septiembre todavía se está saliendo del verano, por lo que la temperatura durante el día es perfecta para caminar, ya que no sufrirás los 35 grados del camino Francés en agosto, pero tampoco pasarás frío. (por la noche sí que bajará un poco). La verdad es que septiembre es uno de los meses más recomendables para hacer el camino, así que tranquilo que el clima no será un problema!

    1. Hola Vicente. Me alegra mucho que te haya resultado útil. La mochila es uno de los grandes dolores de cabeza para muchos peregrinos, pero cuando se aprende a reducir equipaje, todo mejora. Un saludo grande, y Buen Camino!

    1. Hola Monica. Una alegría que te te sirva de ayuda. Buena época Octubre para hacerlo; mucha menos gente, menos calor, aunque sí que necesitarás algo que abrigue. Sobretodo por las mañanas. Un saludo grande.

  2. Gracias por toda la información, toda de muchísima utilidad, mi mujer y yo lo vamos a empezar desde Sarria el día 26 de Septiembre, que mochila aconsejas y que tiempo crees que puede hacer para el tema de la ropa?

    Muchísimas gracias!!

    1. Hola Rafael. Qué bueno que os animéis a hacer ese tramo del camino juntos.

      En cuanto a la mochila, para tan pocos días, aconsejo una de 30 litros como máximo, aunque lo ideal sería más pequeña. Lo más importante, a parte del tipo de mochila, es el peso de esta, que no debería de pasar de 7kg con todo.

      En cuanto a la ropa, llevad lo normal que explico en el artículo, y una prenda de abrigo tipo polar ligero o una chaqueta de plumas ligera, y también un chubasquero, porque es posible que os llueva.

      El resto es fácil: Caminar y disfrutar.

      Buen Camino!

    1. Muchísimas gracias por tu mensaje Adrián. Es un placer muy grande ver que los consejos siempre puede ayudar un poco a alguien. Que tengas muy buen camino, y verás que cualquier miedo que tengas, se te olvidará enseguida y se convertirá en felicidad kilómetro a kilómetro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*